Pasan por aduana e inmigración la cabeza de un lechón asado

La tarea de los canes del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos es uno muy dificil, casi siempre interceptan drogas y otros materiales ilícitos pero en esta ocasión fue tremendo banquete lo que encontró el perro llamado Hardy. Resulta que un viajero que venia desde Ecuador decidió llevar en su equipaje la cabeza de un lechón asado....es en serio! La cabeza de dos libras tuvo que ser confiscada y sabrá Dios el fiestón que tuvieron los agentes del TSA en el aeropuerto Hartsfield-Jackson International de Atlanta. Mira las fotos, en el tuit de abajo. 

 
 

title

Content Goes Here